Logo soymaratonista

¿Cómo evitar el agotamiento físico al correr?

Escrito por: Juan Rojas

Visitas:

Pensar en cualquier cosa mientras corres en lugar de concentrarte demasiado en tus movimientos podría ser de mucha ayuda durante tu entrenamiento para correr. Y es que, contrario a lo que podría pensarse, las “distracciones” pueden hacer que al correr sientas más placer e, incluso, puedas hacerlo más rápido.

Escondiendo el cansancio al cuerpo

Estos hallazgos fueron revelados en un estudio reciente que evaluó cómo influye la forma en que nos concentramos al mismo tiempo que nos movemos, y cómo esto nos hace sentir al momento de correr.

Entonces, distraernos pensando tal vez en la próxima apuesta que haremos en Rushbet Casino; o en un encuentro posterior con amigos, cantar la canción que estás escuchando mientras corres o simplemente enfocarte en lo que te rodea mientras corres puede ayudarte al correr, perdiendo la noción del tiempo y contribuyendo en no tener que pensar en el agotamiento del momento.

Resultados precisos y contundentes

Aunque el estudio sólo contó con una muestra pequeña de participantes, sus resultados fueron contundentes. Y es que se demostró que, mientras más escuchaban los corredores a su cuerpo y las señales que este daba de cansancio o dolor durante la carrera, más agotamiento sentía la persona, tanto a nivel físico como psicológico.

En cambio, cuando los corredores se distraían de lo que hacía su cuerpo al correr, la ejecución de la actividad se hacía más sencilla lo que daba como resultado una mejora en su rendimiento.

Ten en cuenta esto durante tu entrenamiento o incluso durante la carrera, cuando estés cerca de llegar a la meta. Cuando creas que ya no puedes más intenta pensar en otra cosa y seguir adelante. Esta técnica puede hacer más llevadero el entrenamiento y ser útil en los momentos duros de la carrera.

Conoce los límites de tu cuerpo

Sin embargo, no está del todo claro cuál es la mejor manera de hacer frente a esas molestias para que podamos seguir motivados y mejorar en nuestro deporte o actividad, ya que si bien el distraer a la mente del cansancio si resulta útil, es importante saber hasta qué punto llevar esto, ya que siempre es importante escuchar las señales del cuerpo, por lo que lo recomendable sería que como corredor consideras tus límites, para saber cuándo puedes exigirte más y cuando dar un freno momentáneo.

Diferencia entre agotamiento físico y fallo muscular

Como nota especial, habría que hacer una breve aclaratoria sobre la importancia de reconocer entre el agotamiento físico y el fallo muscular. Cuando hablamos de agotamiento físico, esto se refiere al cansancio usual, el cual podemos sentir al forzar al cuerpo en actividades a las cuales no está acostumbrado, sacándolo de su “zona de comfort”, la cual podemos ver como un área gris en la cual se le puede pedir al cuerpo un esfuerzo extra, del a partir crecer y desarrollar condiciones.

No obstante, cuando el cuerpo sobrepasa el agotamiento y llega al fallo es cuando ya extralimitamos al cuerpo y de no darle el cansancio mínimo que amerita, por el contrario se podría obtener como resultado el “quemar los músculos”, lo que desbeneficiaría enormemente la salud del cuerpo. Concluyendo en que el secreto reside en conocer los límites y no llevar ningún entrenamiento a los extremos.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas: Consejos

Planes para correr

ETIQUETAS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest