Logo soymaratonista

Lo que debes saber al retomar el ejercicio post-cirugía estética

Escrito por: Juan Rojas

Visitas:

Una pregunta frecuente entre los deportistas suele ser ¿Cuál es el tiempo prudencial para retomar el ejercicio tras haberme sometido a una cirugía estética? Te aclaramos éstas y otras dudas.

Procesos postoperatorios y sus cuidados

En primer lugar, habría que destacar que los procesos postoperatorios si bien son la etapa final luego de un procedimiento quirúrgico, no son una fase que se deba tomar a la ligera, ya que el cuerpo está en un estado de vulnerabilidad. Durante dicho proceso, el cuerpo tendrá que sanar correctamente, a fin de prevenir complicaciones postoperatorias como infecciones; queloides; hemorragias en la zona de la herida; mala cicatrización u otros procesos que podrían perjudicar la vida del paciente o en un menor grado, arruinar los resultados de la operación.

Para ello, es de vital importancia obedecer los procesos e indicaciones del grupo médico que haya realizado el procedimiento –en especial si se trata de una cirugía estética– e informar a los especialistas sobre cualquier anormalidad, problema o duda que surja en el proceso de recuperación.

Tiempos postoperatorios

Ahora bien, según el tipo de cirugía que se realice, bien sea una rinoplastia ultrasónica; una abdominoplastia; una operación de pecho (mastopexia); una ginecomastia; entre otras, existe un estándar de tiempo de espera antes de poder retomar la actividad física. En algunos casos, ciertos ejercicios pueden ayudar a la recuperación pero en otros pueden resultar contraproducentes.

Por ello, cuando hablamos de los tiempos necesarios para la recuperación, estos pueden variar, sobre todo por las condiciones del paciente, ya que hay personas con capacidad de sanar más rápida, mientras que otras por lo contrario requieren de procesos más rigurosos y largos. Esto por supuesto partiendo de las condiciones y la salud del paciente, en caso de que presente condiciones preexistentes que pudiesen dificultar el postoperatorio. Además, el tener una alimentación balanceada y condiciones físicas aptas siempre contribuirá a tener una buena alimentación.

También valdría destacar que dentro de esta fase, existen tres etapas importantes las cuales tienen sus restricciones y a medida que el paciente vaya avanzando las mismas irán disminuyendo. Las mismas son:

  1. Las primeras 24 hrs posteriores a la cirugía.
  2. Tras haber concurrido 1 semana, tras la operación.
  3. Y finalmente el que ocurre tras 1 mes postoperatorio y en adelante, hasta que el paciente sea dado de alta.

A continuación, mostraremos los tiempos de reposo recomendados para las cirugías plásticas más comunes:

Mastopexia

Tras dicha operación, ya sea una reducción o aumento mamario, el tiempo recomendable de espera es de 3 a 4 semanas, sobre todo si el deporte que se realizará es de intensidad en la zona de brazos y de los pectorales, tales como correr; tenis o ejercicios aeróbicos.

Ginecomastia

En el caso de esta cirugía en la zona pélvica, lo recomendable es un reposo de entre 3 y 4 semanas. No obstante, al cabo de una semana, si el paciente hasta ese momento muestra una mejoría y un proceso de recuperación exitoso, puede realizar deportes suaves que no requieran de esfuerzo excesivo en la zona pélvica, como por ejemplo caminatas suaves, bicicleta estática o algunos estiramientos y posturas de yoga que no fuercen el área.

Abdominoplastia o liposucción

Cualquier tipo de operación en el área abdominal requerirá de un mínimo de 2 semanas, antes de recomenzar con el ejercicio, en particular con rutinas suaves y que no exijan mayor esfuerzo; Si se trata de rutinas con mayor intensidad lo recomendable es esperar de 4 a 6 semanas, evitando los ejercicios específico para dicha zona por al menos los primeros 3 meses.

Rinoplastia

Si bien la zona del rostro no se ejercita con regularidad, los procedimientos quirúrgicos en dicha área también requieren de un tiempo estipulado de descanso, aproximadamente después de 5 semanas de reposo, se puede empezar con ejercicios suaves y con moderación, teniendo cuidado de no golpear la zona operada.

Precauciones al retomar el ejercicio

Nuevamente, lo más importante durante todo este proceso será seguir las indicaciones de los profesionales pertinentes, siendo estos principalmente los médicos que realizaron la operación y en un segundo plano entrenadores y expertos del running quienes también pueden asesorar con rutinas que no trabajen el área intervenida quirúrgicamente.

En líneas generales, lo recomendable siempre será retomar el ejercicio de manera progresiva, pues ello te ayudará a sanar, y recuperar tus rutinas habituales. En caso de retomar la rutina de ejercicios, lo aconsejable es no trabajar la zona intervenida ni las áreas adyacentes. Aún así, la paciencia tras estos procesos es el mejor aliado y la herramienta que le permitirá vivir su proceso de sanación lo mejor posible.

A fin de que, cuando ya este completamente curado y adaptado, pueda ejercitarse como habitualmente lo hacía sin poner tu salud e integridad en riesgo.

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas:

Planes para correr

ETIQUETAS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest