¿Por qué me mareo durante o después de correr?

Escrito por: SoyMaratonista

Visitas: 22719

Comenzaste a entrenar y todo iba bien hasta que comienzas a sentirte mareado, tal vez a sudar más de lo normal. Quizá esto ocurra justo cuando terminas tu entrenamiento y se repita con frecuencia, lo que probablemente no sepas es que esto pueda tener su origen en una leve deshidratación o una mala alimentación antes de comenzar a correr.

¿Qué es la deshidratación?

No beber suficiente agua antes, durante y después el ejercicio lleva a la deshidratación. En ese estado, nuestro cuerpo no tiene suficiente líquido para regular su temperatura. Además, con el sudor perdemos electrolitos, que son sustancias que ayudan a mantener el balance de agua en nuestro cuerpo. Sentir mareos durante el ejercicio es una queja bastante frecuente y puede darse durante o después de correr o incluso en el gimnasio.

Todos podemos ser propensos a la deshidratación, más aún si el clima está caluroso pues, sometido a una actividad física en algunos casos excesiva, nuestro cuerpo pierde más agua de la que consume.

Recomendado: Conoce las molestias más frecuentes al correr y cómo evitarlas | Soy Maratonista 

Si sientes mareo al correr o hacer ejercicio estas son algunas medidas que puedes tomar:

  • Detente. Podrías perder el equilibrio o tropezarte y lesionarte.
  • Evita acostarte. Siéntate o camina despacio, de manera de mantener la cabeza en alto.
  • Si además presentas alguno de estos síntomas, acude inmediatamente a un médico: dolor en el pecho, palpitaciones, dificultad para respirar, debilidad, cambios en la visión o él habla, discapacidad para mover un brazo o pierna.

Ya sabes qué hacer, ahora te contaremos otras causas más frecuentes de mareos durante o después de correr y cómo puedes evitarlas:

Hipoglucemia o “baja de azúcar»

El cuerpo utiliza el azúcar en forma de glucosa como fuente de energía para sus funciones. Cuando no comes los alimentos correctos y en la cantidad adecuada para el ejercicio que vas a realizar, tanto en intensidad como duración, tu cuerpo no tendrá suficiente glucosa y se dará la Hipoglucemia o baja de azúcar.  

  • Síntomas: Además de mareos, puedes sentir temblores, aumento de la frecuencia cardíaca y nauseas.
  • ¿Cómo evitarlo? Es importante evitar ejercitarse en ayunas. Recuerda siempre comer una merienda/desayuno al menos 1 hora antes de tu sesión independientemente de la hora a la que te ejercites.
  • ¿Qué hago si me sucede? Bebe un poco de jugo de fruta o algún bocadillo de alto contenido de azúcar para aliviarlo y lograr que el azúcar vuelva a sus niveles adecuados.

Recomendado: ¿Qué debemos comer antes de correr? | Soy Maratonista 

Posibles causas y soluciones para los mareos

Como mencionamos previamente, no beber suficiente agua antes, durante y después del ejercicio lleva a la deshidratación. En ese estado nuestro cuerpo no tiene suficiente líquido para regular su temperatura. Además, con el sudor  perdemos electrolitos, que son sustancias que ayudan a mantener el balance de agua en nuestro cuerpo.

  • Síntomas: Los mareos se acompañan de dolores de cabeza y la sensación de boca seca y pegajosa.
  • ¿Cómo evitarlo? Bebe suficiente agua antes, durante y después de ejercitarte, pero evita beber agua en exceso ya que sobrehidratarte también causará desbalances en los electrolitos, una llamada hiponatremia.
  • ¿Qué hago si me sucede? Toma alguna bebida deportiva, ya que te ayudará a balancear los niveles de electrolítos en tu cuerpo y rehidratarte.

Recomendado: Cómo calcular la pérdida de líquido durante un evento | Soy Maratonista 

Otras causas posibles de mareo pueden ser la falta de oxígeno debido a una incorrecta técnica de respiración mientras se corre. Recuerda que cuando realizamos alguna actividad física, los músculos utilizan más oxígeno de lo habitual. Una presión arterial baja también puede ser causa de mareo durante el ejercicio.

Cuando el mareo se presenta luego de un esfuerzo excesivo, una incorrecta respiración o presión arterial baja, se pueden emplear las siguientes medidas: descansar un momento mientras el cuerpo se enfría;
sentarse y colocar la cabeza entre las rodillas, procurar normalizar la respiración haciendo inhalaciones profundas y exhalar lentamente.

Por último, no dejes de consultar al médico si esta es una molestia recurrente después de correr o ejercitarte a fin de buscar el origen y tomar los correctivos necesarios.

Fuente: Salud Plena, LiveStrong

Foto: Thinkstock

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 4.5 / 5. Recuento de votos: 26

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Etiquetas:
Tags:

Planes para correr

ETIQUETAS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Pin It on Pinterest